Utopía o realidad: el papel del turismo en destinos afectados por catástrofes naturales

earthquake-destrcution-of-school
Destrucción de una escuela tras el terremoto de Nepal (foto cedida por Charity Challenge)

Desastres naturales están a la orden del día desgraciadamente. Sin duda estos infortunios afectan de lleno al turismo, que es una de las principales fuentes de ingresos para muchos países como en el caso de Nepal o Ecuador, países que no hace mucho fueron sacudidos por un terremoto de gran escala. En este sentido, el debate en la industria turística está centrado bien en la valoración del grado de implicación del turismo como parte importante para la reconstrucción y recuperación económica del destino después de una catástrofe natural, o bien en la teoría de si estos desastres son utilizados por operadores en la industria como estrategia comercial donde muchos se benefician económicamente debido a la publicidad que el destino adquiere a nivel tanto mediático como humanitario.

Como ya sabrás, el 25 de Abril de 2015 un terremoto de magnitud 7.8 ocurrió en Nepal seguido de una réplica de magnitud 7.3 que volvió a sacudir la región en mayo del mismo año. Estos altercados afectaron severamente el país arrasando pueblos enteros, como en caso de Sankhu, donde se destruyeron o quedaron severamente afectadas 750 de las 960 casas del pueblo. La respuesta mundial después del devastador terremoto en Nepal, llegó de una manera inmediata por parte de ONG’s y gobiernos, momento en el que se coordinaron y crearon campañas para recaudar fondos a nivel global y enviar una ayuda humanitaria muy necesaria. De este modo no tardaron en aparecer los primeros operadores turísticos dispuestos a poner su granito de arena para contribuir con la causa y ayudar a las comunidades devastadas por estos terremotos. Después de las cancelaciones a Nepal por parte de operadores a nivel mundial y siguiendo las restricciones de viajes al país aplicadas por los diferentes gobiernos internacionales, fueron remarcarles las pérdidas económicas de muchos operadores que operaban Nepal como parte de su portafolio, (específicamente los operadores de viajes de aventura con salidas regulares hacia el Everest). Durante los meses de prohibiciones operativas en el país, los operadores se vieron obligados a promover otros destinos a la espera del levantamiento de las restricciones, pero también empezaron a aparecer nuevos productos con previsiones a más largo plazo para operar en Nepal.

Compañías como Intrepid Travel trataron de promover el turismo en Nepal con campañas donde aclaman donar el total de los beneficios de todas sus reservas a las áreas más necesitadas del país. Además llevaron a cabo diversos programas de cooperación y ayuda humanitaria conjuntamente con diversas ONG’s internacionales y locales, realizando diversas actividades de recuperación como por ejemplo la reconstrucción de escuelas o la formación de mujeres. Otro ejemplo de buenas prácticas viene de la mano del operador inglés Exodus, que tras la catástrofe se puso inmediatamente en marcha con el envío de material médico de emergencia y coordinó financiación para ayudar en las labores de rescate y recuperación.

También, aparecieron otras compañías que con el mismo deseo de poner su granito de arena con la causa crearon itinerarios donde involucran de una manera activa a los clientes que deseen contribuir ayudando con la reconstrucción del destino. Esta fue la idea del operador inglés Charity Challenge a través de su programa “Community Challenge”, que junto a una ONG local dedicada a la construcción de escuelas en una de las zonas más afectadas, ofrece la oportunidad a sus clientes de viajar en un programa de voluntariado de corta estancia, donde los clientes trabajaran activamente en el proceso de construcción de la escuela que a su vez estarán financiando directamente, ya que tienen como objetivo incentivar a los participantes a recaudar un mínimo de fondos para poder formar parte de este viaje.

Existen diferentes maneras, programas y estrategias por parte de operadores turísticos, pero con el objetivo común de contribuir en la ayuda humanitaria, promoción, reconstrucción de infraestructuras y recuperación económica del destino. Por lo que haciendo reseña al comienzo de este articulo, de si el turismo juega un papel importante en la recuperación económica de un destino después de una catástrofe natural, nos queda claro que Si,  que no debemos olvidar que en un mundo globalizado donde todos estamos de una manera u otra vinculados económicamente, sin la posibilidad de operar en un destino determinado después de una catástrofe de estas dimensiones, tampoco existen beneficios económicos para los operadores internacionales por lo que se convierte en una necesidad e interés global el poder reconstruir, asistir y colaborar a la recuperación de un destino afectado o devastado por una catástrofe natural.

Mireia Munoz
Mireia Muñoz tiene una larga trayectoria y experiencia en la industria del turismo con especialidad en el área de operaciones. Actualmente Mireia vive en Londres donde es Jefa de Operaciones y Responsable del Departamento de Turismo Sostenible para la empresa Charity Challenge. También estudia el Master en Gestión de Turismo Responsable en la Universidad Leeds Beckett (Reino Unido).

Related Articles

Leave a Reply

- Advertisement -spot_img

Latest Articles