Turismo responsable, como Fairway y Better Places lo hacen posible.

Preguntamos a Saskia Griep, co-fundadora de Better Places Fairaway cómo ayudan a sus viajeros a realizar viajes más sostenibles, controlando además las emisiones de CO2 que pueden producir en sus viajes.


Saskia Griep Faiaway.de Betterplaces.nl

Saskia Griep lleva 25 años trabajando como touroperador en África, Oriente Medio, Asia, Europa y América del Norte y del Sur. Centrada en turismo responsable y en países en vías de desarrollo. Antes de crear su propia empresa, trabajaba como consultora. Además tiene un máster en Antropología Cultural y un postgrado en Sustainable Business en la Universidad de Cambridge.

Better Places y Fairaway conecta a los viajeros con asesores de viajes en Asia, África y América Latina. Nuestros profesionales son europeos que han estado viviendo en el destino durante varios años, o bien nativos. Ambas empresas están registradas en la categoría de empresa social, ya que organizando viajes, persiguen mejorar la calidad de vida en destino y desarrollar mejores lugares que visitar. Por eso, cada año el 10% de sus beneficios netos se donan a proyectos sociales, cuyo principal objetivo sea realmente construir un mundo mejor.

Fairaway Man with jar
Anula: ¿Cuáles son los retos a los que ambas empresas se enfrentan?

Saskia: Durante muchos años mientras trabajábamos para el sector turístico, viajábamos por todo el mundo. ¿Qué echábamos de menos? El contacto con proyectos locales y con la población local. Confiamos en que viajar puede ayudar a hacer de este mundo un mejor lugar. Se pueden minimizar los estereotipos, basados en el hecho de que uno actúa de forma responsable con el medio ambiente y con las personas.

Empezamos hace 2 años en los Países Bajos, con la marca Better Places. Ese mismo año lanzamos Fairaway en Alemania. En seguida denotamos que existía un gran interés por personalizar y añadir autenticidad a los viajes.

Con nuestros socios internacionales, ofrecemos viajes responsables y ofrecemos al futuro viajero un trato más personal. No incluimos voluntariado, diseñamos viajes sostenibles provoquen un impacto positivo en destino.

Otro problema que queremos abordar es la falta de transparencia en cuanto a las emisiones de CO2 que genera el turismo. El sector de la aviación produce una gran cantidad de estas emisiones y no hay grandes avances o inversión en proyectos relacionados con la reducción de las mismas.

Ambas compañías, Better Places y Fairaway miden y compensan todas las emisiones de CO2 de sus viajes. No hablamos solo de las emisiones producidas en viajes por tierra, también aquellos realizados en avión. Utilizamos Camarcal, una calculadora de carbono galardonada durante los Premios “Tourism and Tomorrow”.

Actualmente trabajamos en la publicación de un proyecto que vincula nuestros viajes con la huella ecológica que producen. Esperamos publicarlo para el próximo mes de octubre 2016.

Better Places y Fairaway son empresas con un marcado carácter social. Nuestras donaciones a proyectos sociales van destinadas a iniciativas europeas para por ejemplo un restaurante donde los refugiados sirios tengan un sitio para comer o para la creación de un centro educativo en un campo de refugiados en Jordania. En definitiva: mejores lugares para vivir y mejores destinos para el viajero.

Better Places

Anula: ¿Cuál es el impacto que pretendéis generar?

Saskia: Principalmente fortalecer la economía en nuestros destinos, de forma que la población local se pueda beneficiar del turismo como actividad. Para ello, trabajamos conjuntamente con proveedores locales en cada país. Experimentamos que hay mucha integración vertical dentro del sector turístico. Comienza a ser muy complicado para turoperadores pequeños. De este modo ellos tienen un contacto directo con Europa.

Además, queremos asegurarnos de que las generaciones futuras pueden viajar y descubrir el mundo que nosotros vemos ahora. Por eso, nuestro enfoque está dirigido a hacer crecer el turismo responsable y el turismo sostenible. Todo nuestro equipo trabajan de acuerdo a las pautas de Travelife, certificado de sostenibilidad. En este sentido aseguramos que el itinerario de viaje, el alojamiento y las actividades en destino tienen una base sostenible.

Experiencias con animales que pueden sufrir tortura, ni actividades que pueden ocasionar contaminación ambiental se incluyen en nuestros viajes. Nuestros profesionales mantienen el nivel de emisiones de CO2 de nuestros viajes lo más baja posible. Recomendarán viajar en tren, en lugar de vuelos domésticos o hacer tours en bicicleta en lugar de alquilar un coche.

Estamos compensando nuestras emisiones de CO2 invirtiendo en créditos Gold Standard, un proyecto que persigue que tus compensaciones de CO2 generen realmente un impacto positivo. En nuestro caso por ejemplo, cooperamos ahora en la creación de una cocina para un proyecto en Ghana. Este proyecto ayuda a reducir el uso de carbón vegetal en un 25%.

Queremos que nuestro impacto positivo en la sociedad se haga visible. Así, un grupo de estudiantes de máster de la Universidad de Wageningen están investigando y estudiando diferentes indicadores que midan el impacto social y económico de nuestros viajes. Esperamos también tener los resultados a lo largo de este verano y continuar midiendo los impactos en los siguientes meses.

Fairaway Nepal

Anula: ¿Qué hace que vuestro especial enfoque consiga todas sus metas?

Saskia: Nuestro enfoque es muy personal. Trabajamos codo con codo con nuestros proveedores locales. A algunos de ellos ya los conocemos de años. Son personas que conocen su país muy bien y son unos apasionados de los viajes. Comparten nuestra filosofía en cuanto a turismo responsable.

Tratamos de estimular a nuestros clientes para que se comuniquen con la población local. Que conozcan a granjeros, artistas locales y que lleguen a rincones fuera de los ya establecidos o más comerciales.

Los animamos a salir de su zona de confort durante sus vacaciones y a vivir la experiencia de estar inmerso en otra cultura completamente diferente. Desde pasar una noche con una familia en destino, a tomar un café con un granjero local, orgulloso de compartir sus experiencias y conocimientos sobre su pueblo con turistas.

Pensamos que de esta forma conseguimos crear experiencias que perduran en la memoria del viajero.

Better Places Monks on their way to a ritual - Jakar

Anula: ¿Qué representaría para vosotros el éxito? Comparte vuestro sueño con nosotros

Saskia: Imagino un mundo donde un la sostenibilidad en turismo es algo normal, y en el que no se tiene que hacer especial mención a ella. Todos somos conscientes y conocedores del entorno, la gente y los lugares que visita y en los que vive. Un mundo en el que no son necesarias estrategias de turismo responsable, porque ya forman parte de nuestro día a día y porque esa conciencia está en todos nosotros. Queremos que esto suceda. Mejores lugares para vivir y visitar, para la población local y para el viajero.

Anula: Si pudieras contactar con una persona relacionada con el turismo responsable ¿con quién lo harías?

Saskia: No nos podemos decidir por una única persona, pero sí sugerir una mesa redonda. Propondría hacerla con: Richard Branson, fundador de Virgin Earth Challenge, Elon Musk, fundador de Tesla-Cars y Ban Ki-Moon, Secretario General de las Naciones Unidas. Nos gustaría debatir con ellos sobre proyectos que persigan reducir las emisiones de CO2 a un nivel macro y meta.

Si quieres saber más sobre Saskia Griep y su empresa en Los Países Bajos, visita su website de BetterPlaces,  Facebook, Twitter & YouTube y para sus proyectos en Alemania visita la website  de Fairaway y en Facebook & Twitter.

Esta entrevista ha sido traducida por nuestra colaboradora Nuria Mohedano. La versión original de este artículo la puedes encontrar en nuestra página en inglés.

Related Articles

Leave a Reply

- Advertisement -spot_img

Latest Articles